Cómo hacer un disfraz casero de monja

0 Comentarios

disfraz casero de monjaSe puede hacer un disfraz casero de monja muy barato, fácil y original siguiendo las instrucciones que dejamos a continuación. Si quieres ser una monja diferente al resto puedes cortar tu vestido por encima de las rodillas o añadir algún tipo de personalización de colores en los bajos del vestido negro. También puedes probar a llevar un vestido más ajustado y convertirte en una monja sexy y explosiva o a tejer tu propio vestido con mangas japonesas o incorporando alguna moda actual en el traje básico de monja. Es fácil y barato y será todo lo original que tú quieras que sea.


disfraz casero de monja
Materiales necesarios
-Tijeras
-Hilo negro y blanco
-Marcador para tela
-Vestido negro o tela negra para elaborar el vestido o túnica.
-Jersey de cuello alto de color blanco

Pasos a seguir para hacer un disfraz de monja
Es imprescindible no mostrar la piel de cuello, brazos y piernas así que, con los materiales de los que dispones, cubre estas tres zonas completamente.
Colócate el jersey blanco y encima el vestido negro. Si no dispones de un vestido negro con mangas largas puedes utilizar uno de tirantes y ponerte una capa o trozo de de tela negra encima de manera que cubras tus brazos a modo de hábito.

Utiliza tela negra para cubrir tu cabello desde la raíz hasta la mitad de la espalda como si fuese un velo. Necesitarás colocar una cinta blanca justo encima de la frente y unirla a la tela negra mediante clips, pegamento o cosiéndola con hilo blanco. Mucho mejor la última opción, por supuesto.
Utiliza zapatos cerrados para que tampoco se vean los pies. Recuerda que deben ser sencillos y no destacar demasiado.

Por último, personaliza tu disfraz colgándote una cruz, un rosario o colocando una copia de la Biblia en alguna de tus manos.

 

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *