Paso a paso cómo hacer un disfraz de abeja casero

0 Comentarios

abeja1

Aunque llegada la época del Carnaval y siempre podemos alquilar o comprar un disfraz, siempre ha sido muchísimo mejor hacerlo en casa, con el consiguiente ahorro de dinero. En esta entrada os vamos a dar alas para que podáis hacer un disfraz muy fácil tanto para niño como para mujer, el de abeja.

Para hacerlo necesitaremos tela amarilla, tanta como disfraces vayamos a hacer y si solo vamos a hacer uno, hay que tomar como referencia un vestido para saber aproximadamente la cantidad de tela que debemos usar. También hay que tener cinta negra muy ancha, útiles para coser (tijera, hilo negro, etc.)

abeja2

Comenzaremos tomando las medidas al vestido que tenemos como referencia para poder ir haciendo los cortes sobre la tela, sin olvidarnos de los cortes redondos para los brazos, dado que será una especie de vestido sin mangas.

abeja3

Cuando hayamos cortado la tela llega el momento de tomar más medidas y ponerle los trozos de cinta para que dé el aspecto de abeja. Aquí hay que usar bien la cinta métrica porque las líneas deben coincidir tanto por delante como por detrás. Podemos dejarlas sujetas con unos cuantos pespuntes ligeros, pero después deben coserse bien por toda la longitud de cada lado de la cinta.

abeja4

Una vez cosidas las cintas, hay que coser también la parte frontal con la parte trasera, haciendo coincidir bien todas las medidas, pero con un poco de maña y unos alfileres no os costará nada de trabajo.

Para obtener unas costuras más fuertes e incluso ocultar los cortes, siempre hay que hacer un par de dobleces para que tenga más resistencia, especialmente en los bajos, zona de las mangas y en el cuello.

abeja5

Si queréis y para que no quede muy sosa la parte superior, podréis ponerle la cinta en forma de lazo en cada hombro, con lo que la abeja será más presumida y vistosa. Finalmente para hacer las alas podéis usar dos alambres largos y darles forma de alas. Las podéis cubrir con un par de medias de color blanco y fijarlas bien con silicona o con hilo a la parte de la espalda donde coincida una cinta negra, para que resulte más resistente y ya solo quedará probarlo, maquillarse y salir a disfrutar del Carnaval o de una fiesta de disfraces.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *