Haz tu disfraz de pingüino casero

11 Comentarios

disfraz de pingüino casero para bebé«Esto no va a ser un disfraz, sino un pijama para todos los días» fue lo que pensé cuando terminé de hacer el disfraz de pingüino para mi hijo. No todos los disfraces son para dar miedo y este es un ejemplo. Es un disfraz muy fácil y rápido de hacer que tiene el fieltro como principal protagonista.

Si te gusta la costura y tienes tiempo te encantará hacer este traje para bebé, que además, si lo haces un poco grande puede servirte para varios años. No hay nada más bonito que un bebé disfrazado y si es de animal mucho mejor!

Lo primero es hacer un patrón. No lleva mangas, por lo que podemos tomar la forma de un vestido. Cortamos una pieza negra para el frontal y otra para la parte posterior. La posterior tenemos que dividirla en dos. Además, tiene que ser un centímetro más ancha, para coser la cremallera.

disfraz de pingüino casero para bebéSobre la pieza que hemos cortado para el frontal debemos poner una que imite el pecho blanco. Debe quedar centrada, dejando a la vista cinco centímetros de fieltro negro por cada lado. Se cose dejando libre la parte inferior.

Seguimos con la parte de atrás. Se cosen las dos piezas de fieltro negro que recortamos. Comenzando por abajo y hasta un poco más de la mitad. El resto es para la cremallera, que ya podemos coser también.

A continuación hay que unir las piezas anterior y posterior. Colocamos las caras exteriores enfrentadas. Cosemos los laterales y hombros. Le damos la vuelta y ya comienza a parecer un pingüino. Ahora hay que reforzar las salidas con tiras de fieltro.

Ya dije que no había que coser las piezas blanca y negra por la parte inferior. Este es el porqué: vamos a rellenarlas con algodón. Al dobladillo inferior hay que ponerle un cordel o una goma elástica para ajustar el disfraz.

Las aletas son muy sencillas. Dos piezas de fieltro, una blanca (inferior) y otra negra (superior), con forma de hoja, y a rellenar de algodón. En la pieza blanca se puede hacer un asa por donde meter el brazo de nuestro pequeño.

Ya solo nos queda hacer un gorro de fieltro negro y coser el pico. Sin olvidarnos de unos ojos grandes. Para las patas nos ayudamos del fieltro naranja para cubrir sus zapatos, haciendo la forma de los pies de un pingüino. Aunque también podemos hacerle unos zapatos mullidos rellenando con algodón.

Ahora coge la cámara y sacar unas fotos!

También te pueden interesar...


11 Comments

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.